Edificios sustentables de oficinas elevan 15% su plusvalía y reducen 20% la vacancia

Los inversionistas institucionales demandan cada vez más activos alineados con estándares ESG: medioambiente, social y gobernanza.

«Un activo que implementa políticas eficientes con el medioambiente mejora su plusvalía por sobre un 15% y reduce su vacancia en más de un 20%, versus activos que no cuentan con estas políticas medioambientales». Así explica Alexis Arellano, technical manager de CBRE, compañía internacional de servicios inmobiliarios y firma de inversión, la importancia de la sustentabilidad en este negocio.

En entrevista con Plaza Pauta, de Radio PAUTA, el ejecutivo contó que «en Chile tenemos un escenario interesante con inversionistas, tanto institucionales nacionales como extranjeros, que tienen interés en que sus activos sean manejados con criterios ESG, es decir, todo lo que tenga que ver con medioambiente, social y gobernanza. Aquí son importantes temas como la calidad de vida, la relación con el entorno».

Arellano comentó que «a nivel mundial la eficiencia energética y el impacto neutro es la nueva normalidad. El 39% de las emisiones de carbono a nivel global provienen de actividades operativas. Esto genera una presión de mercado donde los clientes se van a ir alejando sistemáticamente de edificios menos eficientes, privilegiando los activos que cuenten con protocolos y políticas que estén correctamente aplicadas».

Según dijo, CBRE trabaja desde 2018 en Chile los distintos procesos de gestión de energía para edificios de oficina. «Contamos con 38 activos acogidos a clientes libres, es decir, la energía se compra a las generadoras y no a las distribuidoras, lo que les permite a los usuarios un ahorro aproximado de 20% en el costo de la energía. Por otro lado, desde 2019, hemos insertado satisfactoriamente los certificados de consumo de energías renovables en más de 15 activos, donde el edificio se asegura de que su energía sea totalmente amigable con el medioambiente, producto de energía hidroeléctrica, solar y eólica».

«Tenemos el caso de un edificio en el que logramos reducir el gasto de energía en un 8% que se producía por una situación bien particular: tenían la política de hacer una ronda a las 10 de la noche y encendían todas las luces. A través de la implementación de tecnología nos dimos cuenta de esa ineficiencia energética y logramos establecer un protocolo para que los guardias fueran prendiendo las luces de manera sistemática, lo que permitió bajar el consumo en hora punta y del edificio completo», comentó Alexis Arellano.

El manejo de residuos es otro punto clave. «CBRE se encuentra a la vanguardia en la gestión de residuos sólidos en activos de oficinas, incorporándose de forma voluntaria al cumplimiento en marcha blanca de las declaraciones de emisiones y transferencias de contaminantes en el Ministerio del Medio Ambiente. Ello nos permite cuantificar la cantidad de residuos generados y con ello poder gestionarlos, revalorizarlos y apoyar la gestión de economías circulares. Tenemos cerca de treinta edificios que gestionan sus residuos, logrando la recuperación de residuos cercano al 15% de su total generado. Y tenemos casos ejemplo donde han llevado su recuperable cercano al 40%», concluyó.

Fuente: Radio Pauta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: