Apuestan por la producción sostenible de combustibles derivados de la madera

La Asociación Chilena de Biomasa (AChBIOM) y la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC) firmaron un Acuerdo de Producción Limpia (APL) para fortalecer la sustentabilidad y sostenibilidad de las empresas del sector de pellets de biomasa forestal, mediante el aseguramiento de la calidad del producto, lo que permitirá incrementar la oferta en un sustituto efectivo y competitivo de combustibles fósiles y leña húmeda.

Actualmente, la falta de una legislación vigente para los biocombustibles sólidos podría conllevar a que puedan existir distintas calidades de productos en el mercado, afectando a los consumidores finales y reduciendo los beneficios que tiene el uso correcto de biocombustibles sólidos como el pellet de biomasa forestal.

Mediante este trabajo conjunto se implementará un piloto para establecer un sistema para la obtención de un sello de calidad del pellet de biomasa forestal, con miras a entregar un reconocimiento a aquellas empresas que cumplan con los estándares establecidos y reforzar la posición de este sector en el mercado energético como una alternativa segura para reducir la contaminación del aire.

Ximena Ruz Espejo, directora ejecutiva subrogante de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, afirmó que este APL va a ser un aliado del programa de recambio de calefactores y va a permitir que las empresas hagan mejoras productivas, ambientales y sociales.

“Tenemos claro que como país enfrentamos muchos desafíos en torno a la industria, pero este APL claramente va a aportar a solucionar algunos de ellos. Se va a implementar un mecanismo de aseguramiento de la calidad del producto, que va a poder establecer parámetros concretos, para producir un pellet que de seguridad a los consumidores. El gremio espera avanzar en un reconocimiento para aquellas empresas que realmente cumplan con esos estándares, queremos que se integre toda la cadena y muy especialmente a los proveedores de tecnología de uso pellets”, dijo Ruz.

Junto con destacar la necesidad de avanzar hacia un mercado regulado, visible, de trabajo con las autoridades y cercanía con las medidas medioambientales, Rodrigo O’Ryan, presidente de la Asociación Chilena de Biomasa, sostuvo: “El pellet es un combustible perfectamente asociado a lo que es una bioeconomía circular. Tenemos todo el proceso de aserrío y la generación de subproductos, en este caso el pellet como biocombustible, que realmente es un ejemplo maravilloso de cómo podemos trabajar junto a la naturaleza, para conservarla y tener nosotros una mejor calidad de vida”.

El APL se realizará en un plazo de 24 meses y convoca a empresas socias y no socias de AChBIOM, con la participación y apoyo técnico de los Ministerios del Medio Ambiente, Salud y Energía, ODEPA, Superintendencia de Electricidad y Combustibles, CONAF y la Agencia de Sostenibilidad Energética.

Por su parte, María José Irarrázabal, directora nacional de ODEPA, destacó que avanzar hacia la formalización de la biomasa forestal propende a un mejor manejo de los bosques, a la agregación de valor, a la generación de empleo y el mejoramiento de la competitividad de los pequeños propietarios forestales, campesinos y comunidades indígenas.

El APL es una buena noticia porque nos permite anticiparnos a las conversaciones que se darán en el marco de las definiciones reglamentarias que traería el proyecto de ley que declara la leña y sus derivados como combustibles y establece su regulación, que actualmente se está discutiendo en el Congreso”, enfatizó Irarrázabal.

En tanto, Mariana Pavón, subdirectora de Contenidos de la Agencia de Sostenibilidad Energética, indicó que “fomentar y apoyar el uso de biomasa de buena calidad nos ayudará sin duda a abordar de mejor forma los temas medioambientales y de contaminantes locales. El pellet es una realidad, agrega valor, genera cadenas productivas, viene de bosques con planes de manejo sustentable, por lo tanto, es una gran alternativa que tenemos hoy y por eso debemos seguir avanzando en consolidar esta industria al amparo de buenas prácticas productivas”.

Otras acciones del APL

Para mejorar el desempeño ambiental de las empresas, se implementarán medidas de eficiencia energética y gestión de emisiones, que contribuirán a la disminución de material particulado y gases de efecto invernadero. Así también se definirá y se realizará el monitoreo de indicadores de sustentabilidad.

Además, se capacitará a los trabajadores del sector en materias de sustentabilidad y cambio climático y se difundirá entre los usuarios finales las ventajas del buen uso de bioenergía como aporte a la descarbonización de la matriz energética del país, mediante los compromisos nacionales (PDA) e internacionales (NDC) en materias de mitigación de contaminantes de vida corta como el carbón negro.

Según datos de AChBIOM, el mercado nacional de pellets está comprendido por tres grandes grupos de usuarios finales, teniendo como principal consumidor el sector domiciliario, que al 2019 representó el 80% del consumo total, y los sectores institucional e industrial, con un 9% y un 11% respectivamente.

Fuente: La Tribuna

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: