Deporte y sustentabilidad: la tendencia del “plogging” en 6 playas alrededor del mundo

El “plogging” es una disciplina que combina trotar con recoger desechos de lugares turísticos, ante una creciente conciencia ambiental por resguardar los entornos y protegerlos de los turistas.

Hace aproximadamente cinco años el sueco Erik Ahlstrom tuvo una idea sencilla, pero brillante, al complementar su pasión por practicar deportes en entornos naturales con la recolección de basura. Generó así una disciplina con conciencia ambiental: plogging, palabra que surge de la contracción de plock upp (recoger en sueco) y jogging (correr en inglés).

Esta peculiar, creativa y sustentable actividad busca reunir voluntarios para disfrutar de la actividad física al aire libre y, de paso, limpiar y cuidar de los espacios naturales. Un incentivo para limpiar playas de mar, ríos y lagos, con la finalidad de mantener estos espacios libres de residuos y no alterar la vida natural que existe en ellas.

“Los océanos y lagos generan más del 50% del oxígeno del planeta, absorben una gran cantidad de emisiones de carbono, regulan el clima y alimentan a la población mundial. Al ser destinos altamente turísticos, es fundamental preservar su naturaleza y salvaguardar la integridad de los ecosistemas que habitan ahí”, expresó Daniel Escolá, country manager de Assist Card Chile.

“Recorrer el mundo de una manera sustentable impulsa el desarrollo y mantenimiento de las localidades urbanas y rurales, así como de su biodiversidad”, aseguró.

Ante ello, la compañía de asistencia integral al viajero indica cuáles son las playas que promueven el cuidado medioambiental e invita a los turistas a ser partícipes en la protección de estos ecosistemas.

Lago Llanqihue

Ubicado en la región de Los Lagos, 1.000 kilómetros al sur de Santiago, es uno de los más espectaculares, hermosos y queridos lagos del país, el segundo en extensión tras el General Carrera, pero al mismo tiempo uno de los más contaminados. No sólo en cuanto a sus aguas se refiere, sino también al entorno que lo rodea, donde sus playas suelen acumular la basura de despreocupados viajeros,  estropeando las majestuosas postales con el volcán Osorno de fondo o de sus encantadoras ciudades como Puerto Varas y Frutillar.

Desde hace unos años la agrupación Guardalago realiza carreras de plogging en este maravilloso entorno -y el de otros lagos australes-, contribuyendo a su conservación.

Cancún (México)

Cancún es unos de los destinos turísticos líderes a nivel mundial famoso por sus espectaculares playas de arena blanca y su mar en tonos de azul turquesa. También alberga una gran biodiversidad de flora y fauna en seis áreas protegidas como Punta Cancún o el Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos.

Además, Cancún cuenta con programas integrales para la protección de especies, en especial de aquellas que se encuentran en peligro de extinción, hoteles y resorts certificados con sistemas de administración ambiental, y promueve programas que fomentan el turismo de naturaleza.

Ibiza (España)

Ibiza es un paraíso natural ubicado en el corazón de las Islas Baleares, en el que miles de turistas acuden cada año para descubrir paisajes, celebrar y explorar los tesoros del país. Sin embargo, la flora y fauna de la zona se ve amenazada por el incremento en los índices de contaminación debido a los desperdicios de barcos o yates, y de los mismos turistas.

Para afrontar estos problemas, la administración de la isla ha lanzado una campaña para fomentar el consumo responsable de agua, energía y plástico, con la finalidad de sensibilizar a las poblaciones locales y a los turistas sobre el impacto de sus actividades en la zona, invitándolos a cambiar sus hábitos de consumo y a conocer más las formas de proteger los espacios naturales.

Miami Beach (Estados Unidos)

Miami es una ciudad progresista y pragmática, cuyos líderes cumplen con los códigos de construcción ecológica y las leyes de las playas, haciendo que cada local comercial sea sostenible y tenga un impacto positivo en el medio ambiente.

De esta manera, estrategias como la recolección de lluvia para fomentar el uso responsable del agua, el uso del transporte sostenible, el uso de energía renovable y la gestión de residuos en la costa ayudan a mantener las playas limpias y a generar un espacio de actividades turísticas sustentables.

Playa Negra (Costa Rica)

Conocida por sus olas de clase mundial y sus rompimientos, Playa Negra es el paraíso de los surfistas y amantes de la playa. Caracterizada por ser una playa de arena negra, fue galardonada por su conservación y protección con la Bandera Azul Ecológica que certifica los altos estándares ambientales.

Además, gracias a los programas de protección ambiental que promueve el gobierno de Costa Rica, la conservación del paisaje y las criaturas de Playa Negra son una prioridad para el país. De esta manera, miles de visitantes acuden cada año para echar una mano en la preservación de este paraíso tropical.

Zorritos (Perú)

Esta región completamente tropical se caracteriza por tener la mayor flora y fauna de la costa peruana, además de poseer un clima cálido durante todo el año.

Ante la gran diversidad biológica existente en la zona, las autoridades municipales, en coordinación con la Marina de Guerra del Perú, realizan cada año la limpieza de las playas de Zorritos con la finalidad de salvaguardar el medio ambiente acuático y preservar la salud de los miles de bañistas que acuden para disfrutar de la naturaleza que ofrece esta parte del Perú.

Fuente: El Mostrador

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: