Desiste iniciativa que buscaba transformar una termoeléctrica ubicada en la zona de Ventanas en una desaladora

A través de una carta enviada al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), la compañía de generación de energía AES Andes (ex AES Gener) dio a conocer el desistimiento del proyecto de desaladora, mediante el cual se buscaba transformar el Complejo Ventanas, para traer agua a la Región Metropolitana, en una iniciativa conocida como ‘Optimización e Independencia Operacional Planta Desaladora Ventanas’.

El proyecto, valorado en más de US$ 80 millones y que tomaba cada vez mayor relevancia por la extrema sequía que azota a la zona central del país, consistía en una optimización de la planta desaladora aprobada ambientalmente en 2019, a través de ajustes al sistema de pretratamiento y la incorporación de un sistema de remineralización, que otorgaba mayor confiabilidad y disponibilidad de la iniciativa, además de producir agua desalada industrial apta para la potabilización. Las obras incluidas en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) también consideraban la implementación de un sistema de bombeo de agua de alimentación de la Unidad 3 del Complejo Termoeléctrico Ventanas, adicional al sistema de bombeo destinado al enfriamiento, permitiendo con ello independizar la operación de la planta desaladora de la operación de la Unidad 3.

Sin embargo, la decisión de la compañía se dio luego de la sentencia de la Corte Suprema la semana pasada, mediante la cual el máximo tribunal del país acogió un recurso de protección presentado por comunidades de la zona de Puchuncaví, ordenando a la empresa elaborar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para el proyecto ‘Módulos de Desalación de Agua de Mar, Ventana N° 3’, perteneciente a la filial de AES Andes, la Empresa Eléctrica Ventanas, el cual fue aprobado ambientalmente en 2019, y que está asociado a la mencionada optimización. A través de estas obras, la compañía generadora buscaba transportar el recurso hídrico a la capital, donde incluso había trascendido del interés de Anglo American de desarrollar una sociedad, con el objetivo de destinar agua a la minera Los Bronces, que ha tenido impacto en su producción a raíz de la sequía.

Sin embargo, el fallo de la Suprema echó por tierra los planes de la filial local de AES Corp al menos por ahora, al considerar que las obras debían ser sometidas a un estudio de impacto ambiental (EIA), cuyo estándar de exigencia es mayor que el de la DIA. En el fallo de la Suprema, se sostiene que ‘una real evaluación del impacto ambiental que pueda causar un proyecto debe considerar también las especiales características de la zona donde se emplaza, siendo un hecho público y notorio que el sector Quintero-Puchuncaví es uno especialmente afectado, donde distintos actores ya han comprometido la conservación y protección del medio ambiente, de modo que las medidas apropiadas para su protección no solo deben considerar el proyecto de manera aislada, sino también en su interacción con el resto de las empresas que se ubican en una misma área de influencia, lo cual no ha ocurrido en la especie’.

En esta línea, desde el máximo tribunal del país añadieron que, ‘más aún, si se trata de la modificación de un proyecto anterior, una evaluación completa implica ponderar sus efectos no solo en aquella parte modificada, sino también en relación con el proyecto original y su interrelación con los demás agentes contaminantes del sector’. Desde la empresa, en tanto, insistieron en que la visión de ellos es que existe convencimiento de que el proyecto de desalación cumple los estándares para haber sido aprobado mediante una Declaración de Impacto Ambiental, la que, a juicio de la firma, tomó en consideración y se hizo cargo de todos los posibles efectos de la iniciativa. ‘En momentos en que Chile pasa por una evidente crisis hídrica, consideramos que este proyecto representa una solución real a la presión que existe sobre la cada vez más escasa disponibilidad de aguas continentales, y es un aporte para la zona centro del país’, aseguraron.

Fuente: El Mercurio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: