Productores chilenos se suben al boom del e-commerce y explotan interés de comprar «sustentable»

En línea con las nuevas condiciones que trajo la pandemia a la economía, los productores chilenos se subieron al boom del e-commerce.

No obstante, también comenzaron a aprovecharse de otro fenómeno: el de comprar “sustentable”.

“Cada vez son más las personas que comienzan a comprar productos con sentido, no solo por satisfacer la necesidad, sino que tengan un compromiso, tanto por las personas que trabajan detrás de ese producto como también por el medioambiente”.

Eso opina Francisco Leitao, cofundador de LOMI, una red de 240 productores locales que comercializan sus productos e internet, pero bajo el concepto de sustentabilidad, la reducción de la huella de carbono y el comercio justo.

“Es importante que reactivemos la economía, pero una nueva, que vaya de la mano con las exigencias que el nuevo mundo está exigiendo”, indicó.

Esa nueva economía podría generar buenos resultados a largo plazo, según los expertos.

De acuerdo a Leitao, esto podría fidelizar al consumidor local con el producto nacional.

Además, aparte de traer un impulso a la producción local, aumentarían los puestos de trabajo fomentando el cuidado del medio ambiente, comentó por su parte Rafael Romero, economista de PKF.

Consumo responsable

Según datos del informe de comportamiento de compra en Chile de la consultora Accenture, el 70% de los encuestados afirma que realiza compras más respetuosas con el medio ambiente y sustentables.

Aquello pone presión y llama a la responsabilidad del comercio y sus empresas.

Por ello, expertos en sustentabilidad y reducción de huella de carbono enfatizan en centralizar sus objetivos con desafíos socio-ambientales.

“Los principales impactos negativos son las emisiones indirectas, es decir, aquellas que generan sus proveedores, la disposición de los residuos o la logística”, aseguró Isidro Lagos, gestor de oportunidad de Proyecta Impacto.

“Por eso es muy importante preferir proveedores locales, reducir el uso de plástico, promover el reciclaje y la economía circular para evitar llevar residuos a los rellenos sanitarios y escoger alternativas de despacho que vayan en esta misma línea”, complementó.

“El consumo de proximidad se ha transformado en una solución: consumir productos hechos en nuestro entorno territorial más próximos, sumado a la estrategia de posicionar tiendas en puntos estratégicos, nos ha permitido reducir nuestros impactos que produce el transporte desde la recepción hasta el despacho del mismo producto”, cerró Leitao.

Fuente: Bio Bio Chile

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: