Acelerar el compromiso ambiental en tiempos de pandemia

«Cuando el mundo vuelva a retomar el ritmo que tenía antes de la pandemia, es urgente que todas las industrias avancemos durante este tiempo en acelerar soluciones que nos permita asegurar el bienestar de nuestro planeta y de las futuros generaciones».

Chile y el mundo se remecieron con la llegada de la pandemia el 2020. Nadie estaba preparado para enfrentar una realidad tan compleja y única para la humanidad como ha sido el Covid-19, la cual nos hizo revisar completamente nuestra forma de vida; pero también, darnos cuenta del daño que hemos provocado a nuestro planeta. Si bien la pandemia logró una caída histórica en la reducción de gases de efecto invernadero, estos indicadores son momentáneos, ya que no resuelve la crisis ambiental de fondo que vive el planeta; y, probablemente, cuando el mundo retorne a la normalidad, también lo harán los agentes contaminantes.

Por eso es clave que no solo los ciudadanos, sino que principalmente las empresas, tomen el desafío de acelerar el compromiso ambiental en tiempos de pandemia, revisando su comportamiento operacional y midiendo el impacto de sus acciones en el medioambiente. Y ese ha sido precisamente el compromiso de Arcos Dorados, que pese a estar en pandemia, no detuvimos el tranco y avanzamos con mayor rapidez, ya que somos conscientes de nuestra responsabilidad en el desarrollo de la sociedad Latinoamérica, y particularmente Chile.

En nuestro 7° Reporte de Impacto Social y Desarrollo Sustentable para América Latina y el Caribe 2020, se puede apreciar cómo a través de los aspectos del ESG, (siglas en inglés de medioambiental, social y gobierno corporativo) compartimos los avances de nuestras políticas en función de estos tres factores que la compañía ha definido para la operación que tiene en los países donde opera.

Por ejemplo, aceleramos nuestros compromisos ambientales en distintos frentes: definimos metas de reducción de emisiones de carbono y redujimos un 40% el uso de plástico de la operación de 20 mercados, entre otros importantes avances. En Chile se logró erradicar cerca de 30 toneladas de desechos plásticos de un solo uso, se recuperaron 363 toneladas de aceite de las cocinas para ser transformadas en materia prima de biodiesel por la empresa Rendering y se reciclaron 113 toneladas de cartón, a través de CEMPRE (Compromiso Empresarial por el Reciclaje), organización de la cual Arcos Dorados Chile forma parte.

Este reporte es una poderosa herramienta que nos permite confirmar el cumplimiento de nuestro propósito, que es dejar una huella positiva por el bien del planeta. Y lo estamos logrando, por eso es fundamental medir, que todos nuestros grupos de interés conozcan y tengan la certeza que hemos salido del discurso a la acción y que estamos teniendo resultados positivos con las acciones sociales y ambientales que llevamos a cabo.

Cuando el mundo vuelva a retomar el ritmo que tenía antes de la pandemia, es urgente que todas las industrias avancemos durante este tiempo en acelerar soluciones que nos permita asegurar el bienestar de nuestro planeta y de las futuros generaciones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: