¿Cómo tener un modelo sustentable? Las nuevas metas medioambientales de las empresas

La empresa de bebidas chilenas CCU, cuenta cómo funciona su «Modelo de Gestión de la Sustentabilidad» donde promueve el cuidado del medioambiente previniendo, controlando y minimizando el posible impacto de su producción.

Considerando la crisis medioambiental en la que nos encontramos desde hace varios años, miles de empresas en todo el mundo han comenzado a tomar acciones para adaptar sus modelos de negocio a la sustentabilidad. 

Un ejemplo de esto es la empresa chilena CCU, que durante este 2020 ha renovado sus compromisos con el planeta y sus recursos naturales.

Desde la empresa aseguran que «la sustentabilidad es uno de sus tres pilares estratégicos, junto con la rentabilidad y el crecimiento». En este contexto, su gestión está alineada con estándares internacionales, entre ellos, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, iniciativa a la que adhiere desde 2003.

¿Qué medidas ha implementado la CCU? 

La compañía cuenta con un robusto «Modelo de Gestión de la Sustentabilidad» y, a través de su eje “Planeta por el que velamos”, promueve el cuidado del medio ambiente para prevenir, controlar y minimizar sus posibles impactos, por sobre el cumplimiento normativo.

Instalaciones cero residuos a relleno sanitario, energías renovables y uso eficiente del agua son algunas de las iniciativas que CCU ha impulsado gracias a su programa «Visión Medioambiental» que desde 2010 ha tenido exitosos resultados.

Hoy tras una década, la empresa se vuelve a plantear desafíos con «Visión Medioambiental 2030», donde en los siguientes 10 años buscarán reducir las emisiones de gases efecto invernadero en un 50%, disminuir el consumo de agua en un 60% y valorizar residuos industriales sólidos en su totalidad. Además, buscarán utilizar un 75% de energías renovables, lograr que un 100% de sus envases y embalajes sean reutilizables, reciclables o compostables y alcanzar la meta de que sus envases y embalajes contengan en promedio un 50% de material reciclado. Todo en sus  operaciones en Chile, Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay. 

Según indican desde la empresa, para conseguir las metas y proyectar los próximos pasos fue necesario repensar los procesos y trabajar en equipo. Un ejemplo de las iniciativas implementadas es la Planta Temuco de CCU que logró ser la primera empresa cero residuos a relleno sanitario de La Araucanía en 2018.

Para Mauricio Pérez, gerente de la instalación, “este logro fue posible gracias al compromiso de todos los trabajadores. Esto trae aparejado un cambio cultural desde las personas: en la forma cómo nos comunicamos, asumimos proactivamente un rol e integramos la sustentabilidad en nuestra vida diaria”.

Fuente: T13

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: