Medio Ambiente, descentralización y crecimiento sustentable son las mayores prioridades de los independientes de la nueva Constitución

Candidatas conformaron listas de alcance local y lograron ser elegidas. Afirman que haber sabido interpretar las necesidades de sus territorios fue clave.

Adriana Ampuero tiene 34 años y es egresada de Derecho de la U. Católica de Valparaíso. Es chilota de nacimiento y vive en Rilán, un sector rural de Castro, en la isla grande de Chiloé. ‘Ni nosotros mismos nos creemos lo que pasó’, dice la joven, en referencia a su reacción y la de sus cercanos tras ser una de las candidatas elegidas en el distrito 26 (Los Lagos) para conformar la Convención Constitucional.

Ampuero formó parte de la lista Insulares e Independientes, y obtuvo 10.633 votos (8,1%). ‘La campaña fue 24/7, sin descanso, todos los días en terreno, reuniéndome con organizaciones territoriales, instalamos stands informativos recogiendo lo que la gente quería’. Añade que fue clave el uso de las redes sociales y ‘ahí pusimos el poco dinero que teníamos’.

Además de los sorpresivos resultados obtenidos por la Lista del Pueblo y Nueva Constitución a nivel nacional, otros tantos candidatos independientes, organizados en plataformas más pequeñas, y con un claro tinte regionalista, se transformaron en ganadores de la jornada eleccionaria del pasado fin de semana.

Constitución ecocéntrica

Ampuero tiene claras sus prioridades para el organismo que elaborará la nueva Constitución: ‘Generar mínimos comunes en derechos sociales, la protección del medio ambiente y generar descentralización efectiva, incluso tributaria. Esta es una zona muy afectada por el tema de extracción del pompón (musgo), la salmonicultura y la depredación del bosque nativo’, dice.

La científica Cristina Dorador (41), nacida en Antofagasta y académica de la universidad del mismo nombre, es otra de las mujeres independientes que obtuvieron un escaño con la votación más alta de la región (12,68% de los sufragios), en la lista Movimientos Independientes del Norte. ‘Llevamos como bandera una Constitución ecológica, es decir, que se logre establecer a nivel constitucional esta nueva relación o paradigma que tenemos los humanos con la naturaleza, donde el foco sea una Constitución ecocéntrica, lo que ayudará a preservar el medio ambiente, como buscar el derecho a vivir en un ambiente sano y en equilibrio, incluyendo el derecho al agua’, detalla Dorador, licenciada en biología en la U. de Chile y quien cuenta con un doctorado en Alemania en microbiología.

Este último tema, el agua, fue uno de los ejes fundamentales de la campaña de Gloria Alvarado (57), constituyente electa por el distrito 16 (Región de O’Higgins), con el 4,48% (6.356 votos). Alvarado lleva más de 20 años como dirigenta social a nivel local y regional en comités de Agua Potable Rural (APR). ‘Compartimos los territorios con la agroindustria y muchas veces estamos en desventaja, porque estamos sufriendo ese desbalance en el uso del agua, ya que la agroindustria consume muchísima agua versus el consumo humano, que se ha visto fragilizado’, explica.

El acceso al recurso hídrico es prioridad, también, para Constanza San Juan (35), licenciada en Historia de la U. de Chile, que vive en la pequeña localidad de San Félix, en Alto del Carmen (Región de Atacama), y que es otra de las mujeres independientes elegidas en regiones para la Convención tras obtener uno de los cuatro cupos del distrito 4.

San Juan, cuenta, tiene una larga historia ligada al activismo medioambiental, específicamente en el conflicto con la minera Barrick y su proyecto binacional Pascua Lama en el corazón del valle del Huasco. ‘El objetivo es lograr un Estado solidario garante de todos los derechos fundamentales, lograr una sociedad ecológica donde recuperemos todos los elementos vitales como el agua, consagrar a la naturaleza como sujeta a derechos y que haya una economía en armonía con la naturaleza y que tenga como límite los derechos humanos. También, lograr la descentralización’, afirma.

Comunidades

Con 4.262 preferencias (7,82%), Elisa Giustinianovich (36) se convirtió en una de los tres constituyentes de Magallanes, región donde la bioingeniera y doctora en Ingeniería Química compitió como independiente dentro de la lista Coordinadora Social de Magallanes.

En cuanto al aporte que buscará realizar en la Convención, Giustinianovich dijo que ‘queremos ser un puente para con toda la población, nuestro territorio y la ciudadanía. Venimos de un activismo que es comunitario, que está en directa conexión con las comunidades’, cuyo propósito ‘es llevar la constituyente de una forma participativa, con espacios amplios de discusión y deliberación ciudadana, abiertos a toda la comunidad’.

Similares son las definiciones de Trinidad Castillo (64), candidata de la lista Independientes de la Región de Coquimbo, quien fue elegida con el 2,69% de los sufragios en el distrito 5. ‘El objetivo es tener una Constitución que garantice nuestros derechos fundamentales, salud, vivienda, educación, pensiones dignas, medio ambiente’, explica la profesora de Biología y docente universitaria.

Baranda y el diálogo

Benito Baranda, quien fue el independiente que obtuvo la mayor votación del país (46.637 sufragios en el distrito 12), calificó como ‘impresionante’ que muchos de los independientes que lograron patrocinios para inscribir candidaturas, como en su caso, pudieran formar parte de la Convención Constitucional. ‘Estos independientes van a ir a la Constitución con una experiencia más ciudadana, y no desde un partido con una carga. Eso va a facilitar mucho el diálogo, y también va a facilitar mucho que después, en el plebiscito de salida, haya una mayor adherencia a la ciudadanía’, dijo Baranda en entrevista a Emol TV.

‘La gran mayoría de los independientes hicimos una gran campaña por el Apruebo; entonces, creo que los consensos que se van a lograr dentro de la Convención van a ser importantes’, agregó el exdirector del Hogar de Cristo.

Fuente: El Mercurio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: