El impuesto a la emisión de C02 será la clave para disminuir la temperatura menor a 1,5° C en el siglo XXI

Uno de los grandes desafíos del siglo XXI será la colaboración global de los países para mitigar los riesgos que conllevará el cambio climático y lograr reducir el aumento de temperatura en 1.5° C.

Uno de las principales políticas públicas medioambientales globales que hacen sentido, es el impuesto a la emisión de gases de efecto invernadero, en donde el dióxido de carbono es el principal gas a reducir para disminuir el impacto de efecto invernadero que se crea en nuestra atmósfera. Este impuesto ayudará a reducir las emisiones de las industrias y generará un aporte fiscal para los gobiernos, en donde es clave que destinen dichos recursos en políticas medioambientales que recuperen la biodiversidad perdida y la promoción de una economía circular en sus procesos productivos.

Según los últimos registros de emisiones de CO2 en el globo publicados por el Banco Mundial, se totalizan un total de 35.400 millones de Toneladas/CO2. Los actuales principales contaminantes del mundo son; China (9.800 M Ton/CO2), Estados Unidos (5.000 M Ton/CO2), India (2.400 M Ton/C02), Rusia (1.700 M Ton/CO2), Japón (1.130 M Ton/CO2) y Alemania (730 M Ton/Co2). Estos seis países representan alrededor del 45% de las emisiones totales de carbono del mundo entero.

Por otro lado, el precio o impuesto de carbono más alto del globo lo tiene actualmente Suiza promediando 120 US$/ton de CO2 el año 2020. Los países europeos tienen un actual promedio de 20-25 US$/Ton de C02.

¿En Chile en qué estamos? Según el último reporte del Ministerio del Medio Ambiente, nuestro país el año 2017 emitió un total de 106 millones de Ton/C02 (0,2% del total emitido en el mundo). Nuestro actual precio al carbono es de 5 US$/ton y solo es imputado de manera selectiva (emisores energéticos que emitan más de 25.000 ton/C02 al año así como a los emisores que liberen más de 100 toneladas de diferentes gases tóxicos a la atmósfera).

Según los mayores emisores directos de CO2 de Chile a la fecha son; en primer lugar, el sector eléctrico (40,5 Ton/CO2 anuales), en donde corresponde principalmente al uso de carbón que a la fecha constituye el 40% de la matriz eléctrica. En segundo lugar, la industria manufacturera con (23 M Ton/C02 anuales), destacando la industria de la celulosa, cementera y alimentos procesados. Después le siguen; la Agricultura y Silvicultura (16,6 M Ton/CO2) principalmente el gas metano y la conversión de tierras de cultivo, le sigue el Transporte Aéreo y Terrestre (14,7 M Ton/C02) y la minería con emisiones que alcanzan los 7 M Ton/C02.

La estrategia nacional de Chile, pretende llegar al carbono neutralidad el año 2050 descarbonizando gradualmente la matriz eléctrica de Chile. Sin embargo, es importante mencionar lo urgente de reducir nuestras emisiones, junto con gravar de impuestos a los mayores de emisores para que nuestro país tenga un presupuesto efectivo para seguir promoviendo políticas públicas medioambientales sustentables al desarrollo de largo plazo del país. El Banco Central de Chile, comentó que un impuesto de 30 US$/Ton de C02 podría llegar a reducir un 15% de la emisiones totales del país.

Te invitamos a leer un reporte interesante que acaba de realizar el Banco Central de Chile con respecto a la huella de carbono en Chile. Leer reporte AQUÍ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: