Antofagastinos buscan ganar concurso mundial de innovación para la sustentabilidad hídrica

El proyecto pionero en análisis de riesgos oceanográficos para la industria desaladora, es el único competidor latinoamericano en el MIT Water Innovation Prize. El emprendimiento regional es uno de los cinco finalistas y su objetivo es entregar una solución para combatir la crisis global del agua.

Cada día se producen 68 millones de metros cúbicos de agua de mar desalada en el mundo, que abastece a cerca de 300 millones de personas con agua dulce para su supervivencia. Diversas regiones, como Emiratos Arabes Unidos, Israel o el norte de Chile, dependen de este recurso para el suministro de agua a las ciudades, tanto para consumo humano como industrial.

En esta línea, la plataforma chilena Bloom Alert, creada por Enzo García y Tomás Acuña en 2018, ofrece una solución digital que disminuye los riesgos oceanográficos que amenazan la producción de agua desalada, a través de su sistema de monitoreo en tiempo real.

La empresa oriunda de Antofagasta, desarrolló una innovadora herramienta en línea que ofrece un sistema de alerta temprana para emergencias, que permite a las plantas desaladoras gestionar de manera inteligente el riesgo de sus procesos operacionales. A través de información satelital de la NASA y la Agencia Espacial Europea, se entregan pronósticos oceanográficos para adelantarse a los eventos extremos que amenazan la producción de agua desalada, como los derrames de petróleo, descarga de aguas residuales o la marea roja, que aumentan los costos de producción hasta en un 30%, disminuyen la disponibilidad de planta y que pueden forzar el cierre no planificado de una planta.

Con esta propuesta tecnológica, que busca fortalecer el rol de la industria desaladora como una solución viable para combatir la crisis hídrica global, los chilenos apuntan a ganar el MIT Water Innovation Prize.

El cofundador de Bloom Alert, Enzo García, expresa al respecto que “el MIT reúne lo más selecto en proyectos tecnológicos en el mundo. De este ecosistema nacen las ideas que reconfiguran los paradigmas de desarrollo y estar en la final es, para nosotros, una muestra de que estamos en el camino correcto y que podemos generar tecnología para la sustentabilidad hídrica. Queremos ser embajadores internacionales que ayuden a posicionar a Chile como líder global en desalación. Para ello, no solo tenemos que importar tecnología, sino desarrollar soluciones con visión local e impacto mundial”.

El MIT Water Innovation Prize, es un concurso que otorga anualmente hasta 35 mil dólares a emprendedores emergentes que desarrollen soluciones innovadoras para la industria del agua. Los creadores de Bloom Alert, únicos chilenos y latinoamericanos presentes, buscan ganar la competencia para “transformar a Chile y Antofagasta en la capital sudamericana de la desalación y exportar tecnología que permita convertirnos en un ejemplo para la región en materia de sustentabilidad y nuevas fuentes hídricas no convencionales”, manifiesta Enzo García.

Los fundadores del proyecto, hacen un llamado al empresariado local a apoyar los emprendimientos tecnológicos en esta materia y confiar en las capacidades que tienen los desarrolladores nacionales para resolver los desafíos de sustentabilidad para la industria desaladora. “Desde afuera nos están dando los pulgares arriba, pero en Chile aún nos está costando mucho. Nos gustaría contar con el respaldo de la industria nacional para transformarnos en exportadores de calidad mundial”, sentencia García.

Fuente: Timeline.cl

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: